abril 7, 2020

Baños del Santo Cristo del Consuelo

imagen de ruinas de una casa rural

Los Baños del Santo Cristo del Consuelo, están situados a los pies de la Torre o Castillo. Eran unas instalaciones termales de época moderna que fueron ampliamente referenciadas durante los siglos XVIII y XIX. Así aparecen recogidas en las descripciones del Cardenal Lorenzana (Grupo Al Balathita, 1985):

En el sitio que llaman de la Torrecilla ay una  fuente cuias aguas las dolencias que curan las publican medicinales. En el manantial y por el cauce que corre a unas balsas o baños que se han fabricado en que se bañan multitud de enfermos dexan las piedras y tierras nigricantes. .r cuias razones y experiencias vienen de bastantes distancia muchas gentes a recibir por medio de ellas y por las misericordias del Santísimo Christo del Consuelo que en su oratorio y ermita construido junto a los baños con una casa rural para hospedarse, el alivio de sus aflicciones ofreciendo unos sus misas limosnas y dexando otros en cera o pintura los exemplares de su salud adquirida.

O por Pascual Madoz (1845) en la primera mitad del siglo XIX, bajo la denominación de Baños de Albaladejo o Aguadulce:

A la falda de la Sierra del Algive a ¾ leg. de la v. de Albaladejo, de la que toman su nombre: son también conocidos como Baños del Santísimo Cristo del Consuelo por una ermita de esta advocación que existió a 30 pasos y servía de abrigo a los bañantes por hallarse al descubierto: en el día se está edificando una casa que será bastante regular; estos baños no están reconocidos por el Gobierno, y por consiguiente carecen del servicio necesario en tales establecimientos; pero la concurrencia de los naturales y la virtud de sus aguas, para las enfermedades de reuma, uterinas y cardialgias, les ha dado a conocer: consisten en dos albercas cercadas de pared, de 3 y ½ varas en cuadro cada una, embaldosadas y con una escalerita cómoda para bajar; pueden contener 4 cuartas y media de agua, y aunque el manantial es escaso, se llenan y limpian cada tercer día; desde el borde de las albercas a las paredes, hay sitio de 5/4 de ancho para poner cama después del baño: algunos facultativos de los pueblos inmediatos han hecho análisis de estas aguas, y contienen magnesia, cal, sosa, hierro y poca cantidad de azufre; en frente de ellos, y en una pequeña altura, hay la alberca de un castillejo edificado por los moros, como si fuera telégrafo, para el cast. que tenía la v. de Terrinches a dist. de 1 ½ leg, y por bajo de los mismos una huerta de verduras,  que se riegan con sus aguas».

Tomando referencia de un documento del siglo XX de  Inocente Hervás (1889: 617) como referencia, podemos señalar que en este complejo se construyó un oratorio o capilla consagrada al Cristo del Consuelo, en el que además se encontraba dibujada al fresco, sobre un fondo azul celeste, la imagen de un Cristo crucificado. Esta consagración acabó por dar nombre a la casa de baños, y ésta, por proximidad, a la atalaya medieval presente.

No es casual la presencia de esta advocación al Cristo del Consuelo, ya que fue una devoción muy recurrente en el territorio manchego durante los siglos XVII y XVIII, cuando el espíritu de la Contrarreforma propagó la formación de cofradías de carácter penitencial, entre las que se encontraban las dedicadas a la venera­ción de la figura del “Consuelo”. De facto, esta advocación sigue vigente en el imaginario colectivo del entorno más próximo, puesto que la Hermandad titular de la patrona de Villanueva de la Fuente sigue denominándose “del Santísimo Cristo del Consuelo y Nuestra Señora de los Desamparados”, a pesar de no conservar la imagen devocional del Cristo. Por esta razón su presen­cia puede constituir una reminiscencia del culto consagrado en los baños, y que a consecuencia de las refundaciones de cofradías penitenciales y sacramentales que se produjeron a finales del siglo XVIII, o de los diferentes procesos de desamortizaciones de gran parte del siglo XIX, acabó por agruparse con la hermandad patronal existente. Curiosamente el santuario de la patrona se sitúa a unos 4 km al Este de estos baños y de la fortaleza.

Información extraída de: (TORRES Y BENÍTEZ DE LUGO.2014). El Castillo de los Baños de Cristo: una fortificación estratégica en el mundo bajomedieval del Campo de Montiel.