febrero 24, 2020

Medio Natural

Uno de los municipios más altos de la Mancha, con una altitud media de 1010 metros. De especial interés es la Sierra del Relumbrar, intrincado laberinto de serranías, con su característico bosque Mediterráneo, y sus aguas surgentes de “los pizorros” denominadas por los villanoveros/as, agua delgá.

Aquí se encuentra el nacimiento del Río Villanueva, rebosadero del Acuífero 24, principal aporte hídrico para la rica vega destinada a la huerta.  Curso caudaloso y tierra fértil flanqueados por la sierra, desembocando en el Río Guadalmena, que en épocas pasadas fue un lugar propicio para el asentamiento ibero-romano como atestigua la historiografía.

Sus llanuras en el Calar, conforman los límites del Campo de Montiel, campos adehesados con pies dispersos de encinares transformados por los vecinos para el aprovechamiento del sector agropecuario, y con excepcionales pies de sabinas y robles; siendo a su vez un refugio idóneo para el avistamiento de aves de la Estepa.

Amplia diversidad de ecosistemas que ofrecen al visitante  grandes contrastes, aromas, colores, diversidad faunística y florística, en definitiva un lugar que no pasa desapercibido para los amantes de la naturaleza.