enero 19, 2020

Novedosos estudios en la necrópolis islámica de “Los Toriles” de Villanueva de la Fuente

El pasado 30 de diciembre, dentro de la programación cultural de navidad, los arqueólogos codirectores del yacimiento Dr. Ignacio Prieto y Honorio Álvarez impartieron la conferencia titulada “Cuando fuimos el paraíso, novedades arqueológicas en Mentesa Oretana” para divulgar los resultados preliminares una vez finalizada la campaña de excavación en la necrópolis islámica de “Los Toriles” de la antigua ciudad de Mentesa Oretana, en Villanueva de la Fuente (Ciudad Real). Los primeros resultados arrojan una interesantísima información para el conocimiento histórico de esta importante urbe, ya mencionada en las fuentes grecolatinas, y para la comarca del Campo de Montiel en época medieval.

Añade que “esta campaña, realizada entre los meses de Diciembre y Mayo de 2019 se ha podido llevar a cabo gracias a la colaboración del Ayto. de Villanueva de la Fuente y ha sido realizada en el marco de un proyecto de investigación a largo plazo desarrollado por un equipo multidisciplinar de arqueólogos, historiadores y antropólogos forenses”.

Los trabajos han sido dirigidos por los arqueólogos Honorio J. Álvarez, Ignacio de la Torre, Dr. Ignacio Prieto y las antropólogas forenses Dra. María Benito y Dra. Alexandra Muñoz. Estos profesionales se adscriben a la Universidad Complutense de Madrid, al Laboratorio de Antropología y Odontología Forense de la Escuela de Medicina Legal y Forense de Madrid (Universidad Complutense de Madrid) y al Museo de Ciudad Real, entre otras prestigiosas instituciones, en estrecha colaboración con el Instituto de Medicina Evolutiva de Zurich (Suiza), uno de los centros más reconocidos a nivel mundial en el ámbito de la patología molecular.


Los miembros del equipo multidisciplinar (De La Torre, Benito, Muñoz y Prieto) debaten sobre las patologías observadas en los restos óseos

La primera parte del proyecto, centrada en la Arqueología, será seguida de un completo estudio genético inédito en Castilla-La Mancha.

La necrópolis de “Los Toriles” es una zona de enterramientos fuera de los límites urbanos de la ciudad, de la Medina islámica, al borde del camino de acceso meridional a la ciudad y junto al nacimiento del río Villanueva, dada la importancia del agua en las creencias escatológicas y rituales funerarias musulmanas.

Este cementerio islámico sería la maqbara (lugar de enterramiento) principal de la antigua ciudad ibérica y romana de Mentesa, posteriormente rebautizada en época bajomedieval como Mentisa, Villanueva de Alcaraz y más recientemente como Villanueva de la Fuente al estar asociada a las fuentes naturales del nacimiento del río Villanueva, afluente del Guadalquivir.

Durante las labores arqueológicas se han excavado 28 tumbas, que sumadas a las 50 tumbas excavadas en dos campañas anteriores en 2005, hacen un total de 78 inhumaciones tanto de adultos como de individuos infantiles y adolescentes de ambos sexos, que se datan preliminarmente entre finales del siglo IX y XI de nuestra Era, es decir en los primeros momentos de la presencia musulmana en la Península Ibérica.

Imagen de drone durante los trabajos de excavación. Foto David Gallego

Todos estos enterramientos respetan en sus aspectos generales las normas islámicas canónicas para el rito funerario malikí de los fieles. En ellos se reflejan la austeridad y el sentido igualitario del Islam ante la muerte, se trata mayoritariamente de simples fosas alargadas, con su eje orientado en sentido suroeste-noreste, excavadas en el terreno del tamaño justo para contener el cuerpo colocado en posición decúbito lateral derecho, sobre su costado, con el rostro mirando en dirección a la Mezquita Sagrada de La Meca.

Estas fosas eran cubiertas por lajas de piedra de distintos tamaños que se tapaban posteriormente con un pequeño túmulo de tierra. En ocasiones se señalizaban con algunas pequeñas piedras que no sobresalían mucho del terreno. Los cuerpos inhumados no estuvieron acompañados por ningún tipo de ajuar funerario y eran enterrados con una simple mortaja hecha de varias capas impares de tela.

Entre las primeras aportaciones destacan una serie de aspectos constructivos y rituales relacionados con las tumbas desconocidos hasta el momento en el ámbito territorial de Castilla-La Mancha y que amplían y enriquecen las bases de investigación. Por otro lado, “gracias a la buena conservación del ADN de los restos esqueléticos se van a realizar estudios tanto del ADN mitocondrial como del ADN nuclear de los individuos, que permitirán contar con una documentación muy completa y aún inédita en la región sobre estas poblaciones “en una segunda fase se llevarán a cabo estudios genéticos en el Instituto de Medicina Evolutiva de Zurich (IME)” que permitirán aproximarse a la procedencia geográfica de las personas allí enterradas (si eran originarios de la zona, si eran foráneos relacionados con poblaciones llegadas con el contingente musulmán desde el Norte de África o una población ya mixta), la determinación del sexo de todos los individuos (incluidos los subadultos, cuya conservación suele ser más precaria) y patologías médicas.

Así, los estudios paleopatológicos, cuyos resultados definitivos no se demorarán mucho, apuntan a que el 80% de la población enterrada presentaba claras muestras de alteraciones del estado de salud relacionadas con trastornos metabólicos. Sobre todo llaman la atención ciertos rasgos visibles a simple vista en los esqueletos de muchos individuos cuyo estudio paleoantropológico y genético nos ayudará a conocer su relación con enfermedades (ya presentes en la Península Ibérica y otras exógenas) y dolencias padecidas por esta población y sus déficits alimentarios.

Cuatro tumbas infantiles alrededor de una cerámica que supone una importante novedad en una serie de aspectos constructivos y rituales desconocidos hasta el momento en el ámbito territorial de Castilla-La Mancha.
Exhumación del cráneo de un individuo infantil para toma de datos de ADN.

La Arqueología en España, y en Castilla-La Mancha en particular, sigue apostando por estudios de investigación pioneros para una etapa como es la Edad Media en la que la Península Ibérica es punto de referencia fundamental en los contactos entre las distintas religiones y tradiciones culturales presentes en el Mediterráneo. Desde el Consistorio se resalta la apuesta firme y decidida por esta investigación, que califica de “pionera, ubicada en la vanguardia mundial, y que marcará un antes y un después en el conocimiento histórico que trascenderá más allá de la localidad de Villanueva de la Fuente”.

Equipo de investigación “Necrópolis Islámica de los Toriles”