enero 18, 2020

Flora y Fauna de interés

El entorno de Villanueva de la Fuente cuenta con una excelente muestra de flora y fauna característica del bosque mediterráneo y condicionado por el clima tan contrastado típico de  nuestra zona.  A grandes rasgos en este tipo de bosques la especie dominante es la encina con un sotobosque leñoso, espinoso y aromático.

Concretando un poco más la vegetación dominante son los encinares de Quercus ilex ssp. Ballota. El bosque maduro se caracteriza por presentar un estrato arbóreo prácticamente monoespecífico  de encinas, solo interrumpido puntualmente por quejigos y alcornoques dispersos. Como consecuencia de actividades humanas aparecen  jarales como especies colonizadoras de suelos pobres dominados por la especie Cistus ladanifer ssp. ladanifer pero también con otras cistáceas en menor medida.

Este esquema general se modifica notablemente en algunas de las vertientes norte de la sierra, donde el encinar típico se transforma en un alcornocal. No obstante, actualmente solamente quedan individuos dispersos en mal estado. En tiempos no muy lejanos debieron cubrir gran cantidad de umbrías de la sierra. También podemos encontrar matorrales como madroños, labiérnagos y cornicabras.

Dentro de todas las especies de nuestra flora, podemos encontrar varios endemismos:

Coincya rupestris ssp. rupestris: es una planta herbácea con tallos erectos de 30 a 120 cm. La podemos encontrar en zonas de la Sierra del Relumbrar. Suele florecer durante su segundo año de vida que es cuando, generalmente, fallece.

Narcissus nevadensis: tiene hasta cuatro flores en una inflorescencia. Las flores se inclinan en un largo tallo erecto de 28 centímetros de altura. La corona principal esta adelante y es blanquecina con una línea central amarilla, en forma de trompeta, sin embargo, es estrecha y casi de forma cilíndrica

Además de contar con las especies más características del bosque mediterráneo tenemos otras especies catalogadas en peligro de extinción o como especies vulnerables. Las más importantes son:

Lince Ibérico: la Sierra del Relumbrar es un hábitat perfecto para el lince. Es un felino de aspecto grácil, con patas largas y una cola corta con una borla negra en el extremo que suele mantener erguida batiéndola en momentos de peligro o excitación. Sus características orejas puntiagudas están terminadas en un pincel de pelos negros rígidos que favorece su camuflaje al descomponer la redonda silueta de su cabeza.

Águila perdicera: tiene las partes inferiores pálidas, con pintas alargadas distribuidas longitudinalmente. Las partes superiores son de color pardo oscuro con una marca blanca en la espalda. En vuelo se aprecia un contraste entre el cuerpo blanquecino y las partes inferiores del ala oscuras. La cola es pálida y con una ancha banda terminal oscura.

Águila Imperial Ibérica: es una especie de ave accipitriforme y una de las aves endémicas de la península y por tanto amenazada. La especie ibérica no emigra. Cada pareja defiende su zona de caza y reproducción (unas 2.000hectáreas) durante todo el año.

Búho Real: Es una rapaz de tamaño grande, distribuida por Europa,Asia y África. Es más común en el noreste de Europa, pero también en la zona que rodea el Mediterráneo, incluyendo la península Ibérica. Debido a su majestuosidad y a su fácil cría en cautividad es usado con relativa frecuencia en el arte de la cetrería.

Sapo partero bético: Es un sapillo de pequeñas dimensiones, entre 32,8 y 56,5 mm de longitud. Su dorso está finamente granulado y es de color blanquecino o grisáceo con manchas oscuras diseminadas. Presenta tubérculos glandulares en su dorso de color blanquecino. Las falanges de sus dedos son cortas y anchas, con el extremo de los dedos algo espatulado. Tiene tres tubérculos metacarpales. Las pupilas de sus ojos son verticales. Se alimenta principalmente de pequeños insectos y arañas.

Lagartija de Valverde: Es una especie de saurópsido escamoso de la familia Lacertidae. Se trata de un endemismo ibérico cuya distribución mundial se reduce a las sierras surorientales de la Península Ibérica que componen el Macizo Prebético: Sierra de Alcaraz, Cazorla y Segura. El área ocupa las provincias de Albacete, Granada y Jaén.

Cangrejo de río autóctono: El cangrejo de río europeo es de color oliva, con la parte inferior entre pálida y colorada. Suele medir 10 o 12 centímetros. Tiene grandes pinzas, antenas de tamaño medio y 8 apéndices locomotores. El cefalóny el tórax tienen gran tamaño, en comparación con el abdomen, que mide la mitad del cuerpo. Sin embargo, las dos primeras partes son mucho más voluminosas que al abdomen. Tiene un duro caparazón, del que sobresalen los ojos. Suelen ser carnívoros.