febrero 24, 2020

Guerra del Agua

El río Villanueva al pie del pueblo nace del acuífero 24 en tres grandes manantiales llamados: Pilar Grande, Pilarete y Pilar del Huerto. El río riega la hermosa vega del municipio que tiene una extensión de 1.500 hectáreas y desemboca varios kilómetros más abajo en la orilla derecha del río Guadalmena.

A lo largo de nuestra historia, el río, ha sido fundamental para la vida y antiguamente teníamos molinos y batanes que movían diferentes tipos de fábricas, las cuales generaron muchos puestos de trabajo. Actualmente podemos observar sus ruinas.

Entre los años 1986 – 1987 el nivel del agua empezó a bajar debido a que en una explotación agrícola cercana conocida como “Finca el Cuartico” de la que era dueño el Duque del Infantado, empezó a cultivar grandes campos de maíz. Al ser este un cultivo de regadío que necesita grandes cantidades de agua, realizaron obras para su extracción secando el nacimiento y el cauce del río.

El domingo 16 de agosto y el sábado anterior, aprovechando que los obreros de Unión Eléctrica Española reparaban los cables, tras cortar la energía, el pueblo de Villanueva de la Fuente en masa echó abajo los postes del tendido eléctrico para evitar que el agua que no llegaba a sus huertas se dirigiesen a los modernos sistemas de regadío instalados en el Cuartico. Los postes derribados eran los encargados de transportar la electricidad hasta los pivotes que regaban la finca de casi 1.000 hectáreas, que parecía haberse convertido en el símbolo de la desgracia de los 3.500 vecinos del pueblo y sus vecinos de Montiel, Albaladejo y Villahermosa, afectados por el mismo problema de sequía.

Después de que el pueblo se levantara y paralizara las obras, todo volvió a la normalidad rápidamente, el nacimiento empezó a emanar agua y nunca más se ha secado hasta ahora.

Más información en el siguiente enlace.